Los optimistas de la New Age
  La playa
  Alfajores fraudulentos
  El descubrimiento de los límites


   Presentación
   Comodines
   97-Relatos-97
   Penas de Amor
   Inventando Religiones
   Eras como la flor (co-producción Baterflai / Fantoni / Lampwick)

Por Fecha
Por Autor
   Mr. Verloc
   Chester J. Lampwick
   Mona Lisa


   97 Relatos 97
   Absinthe
   Cúcala Mácara
   Damos pena
   Discusiones bizantinas
   Galaxia de camarones
   GordenBlog 2
   Instantes de
   Joven argentino
   Mantantirulirulá
   Mitakuye
   Nuevos Rumores Alarmantes
   Orsai
   Polenta con pajaritos
   Qué bueno estaría!
   La tómbola de la Alegría
   Tonta - mente
   Yo contra el mundo!


martes, 20 de febrero de 2007

   Presentación retrasada

Siempre me dije que el día que finalmente me decidiera a abrir un blog, por nada, pero por nada del mundo escribiría un post de bienvenida. No sé, me parecía tan pedante como esos carteles gigantescos que algunos gobernadores mandan a colocar anunciando una futura obra, antes de siquiera poner un ladrillo, ni cavar un cimiento, ni sacar los yuyos del terreno, ni mucho menos, reubicar a las doscientas familias que un día decidieron levantar ahí un nuevo barrio. "Aquí se construirá la nueva sede del Hospital "Arsenio Pastor Erico", el más grande y moderno de Sudamérica. Plazo de ejecución 2 años. Monto: $12.250.250,22". Tres años y 25 millones después, el único progreso que se ve en la obra anunciada es un sector nuevo en el asentamiento, agua potable y una cancha de futbol. ¿Y el cartel? La chapa es el techo del galpón del sector G y los postes vinieron bárbaro para los arcos.

Pero ya pasaron cuatro post y siento que de a poco vamos construyendo algo, para envidia de éste y de muchos gobernadores. La cuestión es que ya entré como 30 veces al sitio (bueno, no entré propiamente dicho, más bien le di un par de veces seguidas al F5 para solazarme viendo como crecía el número de visitas en el contador) y aun no pude entender bien de que se trata, pese a la indiscutible ventaja que implica ser uno de los creadores. No quiero crear falsas expectativas: este entrada no va a hacer nada al respecto, es muy pronto como para saber que va a pasar acá como para dejarlo consignado por escrito. Y la bola de cristal me dejó de funcionar hace como un año y el técnico al que se la llevé todavía no la reparó. (No sé, dice que no se consiguen los repuestos, que este modelo ya no se fabrica más, que me conviene comprarme una nueva...) Así que mejor no decimos nada. Y me evito tener que andar editando esto a cada rato, que el tiempo no me sobra.

Algo me dice que en este punto, lectores asustadizos y poco apegados a la incertidumbre podrían estar retirándose del salón. . . Me los imagino levantándose en forma ordenada, cada uno tomando su saco y su sombrero, acomodando la silla y dirigiéndose a la puerta. ¡Deténgase oh cauto caballero! Para usted hemos preparado este resumen:

1º) Opiniones varias sobre temas diversos (¡uy que originales, nadie lo había hecho antes! ¿Cómo se les ocurrió?): por lo general, posturas en contra de tal o cual cosa. No porque en este blog nos hagamos los piolas y los sabihonditos, sino porque somos medio cómodos. Siempre es más fácil hablar mal de alguien que bien, eso lo sabe todo el mundo.
2º) Interpretación de sueños, a cargo de Mona Lisa. Usted nos cuenta su sueño y Mona les dice si va a morir mañana o si va a tener que seguir aguantando a sus cuñados un tiempito más. O si tiene que salir rajando a acaparar azúcar antes de que aumente.
3º) Historias personales que no le interesan a nadie (¿cómo? que no tengo que decir eso porque ahuyento a la clientela? ¡Ah perdón!, es que el marketing no es lo mío). Estem... ¡Historias personales picantes, de alto contenido erótico! (¿qué a nadie le interesa leer sobre nuestras historias personales picantes de alto contenido erótico porque es como espiar a la vecina cincuentona de enfrente retozando con el pelado panzón del marido, o peor, a los vecinos los conocemos de toda la vida y después nos podemos hacer el plato chusmeando con la panadera? Bueno, bueno...) Historias personales picantes de alto contenido erótico que involucran a conocidísimas figuras del espectáculo y la política, junto a la vecina de enfrente y su marido panzón y, por qué no, la panadera, la hija del cerrajero y el equipo de bochas de la sociedad de fomento. ¡Y el Papa!

Todo eso y mucho más. Y si no podemos cumplir con lo prometido, sencillito, editamos la entrada y san se acabó.

Etiquetas: ,

PUBLICADO POR Chester J. Lampwick | 16:52