El terrible flagelo de la originalidad (PARTE I)
  La muerte de una rana
  ¡Macabro agradecimiento a famoso humorista!
  Cortos de ideas
  La maldición de Descartes
  Discusión Bizantina
  Y Mona Lisa Habló (II)
  El ocaso del tubérculo
  El papa es homosexual
  Sueño con galerías


   Presentación
   Comodines
   97-Relatos-97
   Penas de Amor
   Inventando Religiones
   Eras como la flor (co-producción Baterflai / Fantoni / Lampwick)

Por Fecha
Por Autor
   Mr. Verloc
   Chester J. Lampwick
   Mona Lisa


   97 Relatos 97
   Absinthe
   Cúcala Mácara
   Damos pena
   Discusiones bizantinas
   Galaxia de camarones
   GordenBlog 2
   Instantes de
   Joven argentino
   Mantantirulirulá
   Mitakuye
   Nuevos Rumores Alarmantes
   Orsai
   Polenta con pajaritos
   Qué bueno estaría!
   La tómbola de la Alegría
   Tonta - mente
   Yo contra el mundo!


jueves, 12 de abril de 2007

   El terrible flagelo de la originalidad (PARTE II)

ESTILO 1: Reflexión Intimista con toques de humor. Tema de la realidad cotidiana (real o ficticia o una mezcla de ambas) del escritor, generalmente un poco humillante pero no tanto. Busca formar una alianza con el lector, hacerle sentir que estamos todos en el mismo club. “Bajar el escritor al lector.” Puede incluir justificaciones o ser la base para generalizaciones.

Me estoy volviendo un ermitaño. Lo acepto. Imposible no aceptarlo, con tantas pruebas a la vista. Salgo cada vez menos. Me molesta la gente. No atiendo el teléfono cuando suena. No llamo por teléfono a casi nadie, intento comunicarme por escrito. Si tengo alguna duda, lo busco en la internet. Me dan palpitaciones cuando tocan el timbre. Trato a la tortuga como un perro: estoy seguro de que me persigue pidiéndome comida o gimiendo para que le rasque la cabeza. Hablo poco y refunfuño (perdón por esta palabra horrible, no encontré ninguna mejor) mucho. Me enojo con los vecinos por todo; paso buena parte del día pensando como vengarme de las cosas que supuestamente me hacen. Y lo más grave: para no ir a la panadería, me puse a amasar pan casero.

No sé en qué momento me convertí en eso. Seguramente fue un proceso gradual alimentado por una situación personal particular. Desde hace un tiempo he sido liberado de la obligación diaria de salir a la calle: trabajo desde mi casa por lo que no tengo que salir para ir a trabajar ni para llevar a la nena a la guardería porque la cuido yo. Por lo tanto, tampoco formo parte de esos grupos de afinidad que se crean como consecuencia de compartir un espacio laboral o por el simple hecho de llevar a los nenes a la misma escuela. No voy (ni nunca fui) a clubes. Voy a la facultad cada tanto, pero no logro conformar siquiera un grupo de estudio. Y amigos de siempre sólo tengo dos, uno de los cuáles vive a 13000km.

Probablemente, las circunstancias que acabo de enumerar -y varias más- han construido este comportamiento anti-social que hoy admito.

No estoy orgulloso de dicho comportamiento. No, no, no. No voy a intentar transformarlo en un mérito, ya tenemos suficiente con los que andan por el mundo reclamando un Nobel por no mirar televisión. Pero de cierto modo, no me sorprende ser así. La gente es mala. Las veces que interactúo con mi entorno, me desilusiono. Los comerciantes me quieren cobrar de más, las viejas me empujan, el colectivero arranca antes de que suba, los automovilistas me quieren atropellar, los dueños de perros no levantan la caca y no evitan que intenten morderme. Y eso no es nada: los parientes me traicionan, los empresarios me niegan el trabajo que pretendo, los profesores me desaprueban y las mujeres lindas dicen no a mis propuestas. Y como si esto fuera poco, casi me meten preso la vez que prendí fuego al farmacéutico que quiso darme caramelos como vuelto.

No señor, no estoy orgulloso de ser un ermitaño . Pero tampoco me quejo. Ahí afuera se está peor.


ESTILO 2: Ficción pura. Cuentos cortos, novelas por capítulos. Hechos reales ficcionados. Escritores que encontraron en los blogs el medio por el cual mostrar tímidamente a los demás su obra. E inconscientemente, intentan descubrir si son lo suficientemente buenos como para dejar sus aburridos trabajos y dedicarse de lleno a la escritura profesional.

Horas más tarde, apoyado en el polvo mortecino del cuarto, trataría de reconocer en vano indicios que le hubieran anticipado lo que esa noche sucedería. Nada de lo ocurrido la última semana -salvo los dos hechos que ahora recuerda- le llamó especialmente la atención. Cuando algún rasgo de la relación se modificaba, las explicaciones que él ensayaba lo satisfacían razonablemente. Pero no era éste el caso, para él, los días habían transcurrido con normalidad. Ahora, horas después de lo sucedido, -y mientras aun se podían escuchar los gritos de la calle entrando por el diminuto ventiluz de la habitación- se lamentaba no haber advertido a tiempo las consecuencias de esas tibias señales.

Primero, fue la inusitada ausencia a la hora del té; ése era uno de los momento que compartían invariablemente. El aroma húmedo de la bergamota los unía íntimamente, los hundía en una conversación que sólo ellos alimentaban y que sólo ellos oían. Pero esa tarde se apagó sin fusión, con el vapor del té estrellándose en el vidrio de la tazas.

La discusión por la temperatura del suelo ocurrió dos días después de aquella ausencia, la mañana anterior a la noche del incidente. Fue una discusión corta, sin enojos aparentes. Una discusión como muchas otras que habían mantenido por asuntos similares. La pelea se olvidó casi inmediatamente y cada uno volvió sin rencores a su cadencia habitual.

Ni la tarde del té ni la discusión de aquella mañana, le hicieron presentir lo que después ocurriría. Eso que ahora - agazapado frente al olor de la ventana cerrada para siempre- intenta olvidar sin piedad, mientras el silencio descansa implacable sobre la tierra roída.


ESTILO 3: Frase corta. El objetivo es dejar pensando al que lee. Típico en blogs que funcionan “en automático”. El escritor escribe cualquier cosa sabiendo que el efecto en los lectores va a ser siempre el mismo: 120 comentarios sobre los asuntos más diversos.

¿Me parece a mí o la gente está cada vez más mala?

O:

¿Soy yo o la gente se relaciona cada vez menos?


ESTILO 4: Poema en décimas. Aun no muy común. Útil para blogs de payadores y organismos defensores de la métrica gauchesca.

Hoy les vengo yo a contar
Lo que me ocurre últimamente
No sé si fue de repente
O producto del caminar
No quisiera yo callar
Esto que me atormenta
Que como ha dicho el poeta
No es buena la ocasión
En que tropieza el cantor
Sin manos que lo sostengan.

Confesarles debo amigos
Que me asusta algo la gente
Y no es que aura me lamente
Del tiempo que yo he perdido
Sin hablar con los vecinos
Sin atender las llamadas
Porque la gente es muy mala
Y por mí no se precupan
Siempre la espalda me buscan
Pa’ darme la puñalada.


¿Ven? Conté lo mismo de cuatro formas distintas y quedé re original. Si hubiera elegido una sola de esas formas, seguramente ustedes –y yo- habríamos pensado: -¡Uh, otro que hace lo mismo! ¿Es que ya no hay nada nuevo en el mundo?.



Actualización: Uno de mis tangos preferidos, "Tres esperanzas", resume de la mejor manera posible todo lo que yo intenté decir en este artículo:

Plantate aquí nomás,
alma otaria que hay en mí.
Con tres pa' qué pedir,
más vale no jugar...
Si a un paso del adiós
no hay un beso para mí
cachá el bufoso...
y chau...¡vamo a dormir!







Si usas Firefox, para oír el tango tenés que tener instalado el Plug-in de Windows Media. Lo podés descargar acá. Ésto supongo que debe ser propiedad de Todo Tango.

Etiquetas:

PUBLICADO POR Chester J. Lampwick | 10:40

14 comentarios:


Blogger Dr. John Wolfskehl ha dicho...

Un honor ser el primero en comentar este artículo. Como soy iniciado en blogs y trato de razonar todo antes de actuar, identifiqué intuitivamente el primer y el tercer estilo para comenzar el mío propio, pero me parece bien que esté por escrito y más desarrollado en algún lado: voy a incluir el post en la bibliografía obligatoria de mis alumnos.
Respecto al mensaje sobre el que versó la mayoría de los textos: yo lo aprecio mucho Chester, aunque no sea uno de los 2 amigos de toda la vida. Temo por usted, no cometa una locura.

12 de abril de 2007, 12:32  


Blogger Mr.Frederick Kerry King ha dicho...

Como vera Estimado amigo!! estamos con el amigo Wolfskehl siguiendo sus caminos en nuestro blog!!
Esperamos llegar por lo menos un poco a la popularidad de su sitio y al nivel de sus escritos!!
Salud

12 de abril de 2007, 13:38  


Blogger Mr.Frederick Kerry King ha dicho...

y siguiendo el razonamiento.... como verá.. nosotros no somos muy originales tampoco!! nos copiamos de ud y creamos un blog!!!

12 de abril de 2007, 13:51  


Anonymous Anónimo ha dicho...

Simple.
Si las lindas no le hacen caso, pruebe -a media luz- con las feas.
Y 13000 es la distancia a la que se deben mantener los amigos, si no capaz que se les ocurra meterse en su burbuja (o en su pelopincho, porque cuando empiezan no hay dios que los detenga... ¡no lo sabré yo!)

Anai Le

12 de abril de 2007, 14:21  


Blogger Mona Lisa ha dicho...

No, Anai Le, las chicas lindas sí le dan bola a Chester. Es de falsa modestia que lo dice.

12 de abril de 2007, 20:59  


Blogger Mona Lisa ha dicho...

Ya G. Gennete reflexionó sobre esta imposibilidad de los textos totalmente originales (de ahí la intertextualidad, transtextualidad, etc.) Y pensó una noción muy bonita, la de "palimpsesto".
Me parece que hay que leer/escribir los textos no en linealidad sino en profundidad, como en una tercera dimensión. Como si todos los textos fueran borradores en papel de calcar y debajo se pudieron ver todos aquellos otros textos que uno alguna vez leyó o alguna vez creyó escribir.

12 de abril de 2007, 21:23  


Blogger Mona Lisa ha dicho...

ah! sos casi hernández con las décimas

12 de abril de 2007, 21:30  


Blogger Mr. Verloc ha dicho...

Che, este post es demasiado bueno y elaborado para este blog. Ahora me voy a tener que poner a pensar antes de esccribir algo, y no estoy muy habituado.
Felicitaciones Lampwick.

12 de abril de 2007, 21:39  


Blogger cieguito ha dicho...

bueno chester, original original, lo que se dice original, es dificil. uno tendría que no haber leido ni escuchado nada en su vida y ponerse a escribir a borbotones, pero un ciego-sordo de ese tipo tiene muy pocas chances de escribir algo, primero porque no se le va a ocurrir y segundo porque la necesidad de escribir te la genera lo que has leido y esa admiración por "este tipo que puede decir estas cosas geniales" será que yo puedo también?

también está el "método john lennon". poner dos palabras juntas y ver como suenan, y a partir de ahi hacer grupos de dos palabras o ir encadenando más de dos a partir del mismo juego. la joda es que un oido como el de el buen john tiene ventajas incomparables al lado de nuestro toscano con circunvalaciones.

13 de abril de 2007, 11:48  


Anonymous Mantis ha dicho...

KE BUENO TU ARTIKULO VOY A PONERLO EN MI WEB SI ME DEJAS OK? Y SI, GENTE ES CADA VEZ PEOR SE NOTA LA FALTA DE AMOR EN EL MUNDO YAKE NADIE BUSKA CON EL KORAZONNNN

Je, no, es broma. Pero siempre quise decir algo así. Saludos.

13 de abril de 2007, 14:33  


Blogger Chester J. Lampwick ha dicho...

Dr. John Wolfskehl: Yo elegiría el estilo 4. Nada como una buena payada para dirimir una cuestión. Peña salteña, vino de damajuana, noches de feria.

Kerry King: Ya le dije a su colega: apunte un poco más alto. Alcanzar nuestro nivel es casi el punto de arranque.

Anai Le: 13000 es un poco mucho. Está demostrado que la distancia ideal es, para padres, 400 km y para amigos, 75 km. Y lo de las chicas feas no me va, prefiero fracasar con las lindas (¿Dolina dixit? Verloc, necesito confirmación).

Mona Lisa: Usted (o Gennete o Heráclito o yo, ahora estoy confundido)lo ha dicho: no hay dos cosas que sean absoluta y completamente iguales. Imagínese dos productos hechos en serie en una fábrica y aplíquele lo dicho por Gennete. Pero uno a veces pretende que la diferencia sea un poco más visible.

Verloc: Gracias, su opinión es muy importante para mí. Y nunca se olvide de que ésto lo hacemos juntos. Es un todo, no una suma de partes.

Cieguito: En el artículo anterior menciono a los escritores que lo hacen parecer sencillo como fuente de inspiración. Yo leo a García Márquez y me digo: yo puedo escribir igual que éste ñato. El problema es que escribo igual, tan igual que escandalizaría al mismo Pierre Menard.

Mantis: Siiiii, tenés razón. Y con respecto a lo que decís, a mi también se me murió un perrito y lloré mucho, pero después se te pasa cuando conseguís otro perrito. Suerte con eso y no te deprimas!

Saludos a todos.
Gracias por pasar.

14 de abril de 2007, 11:22  


Anonymous martón ha dicho...

Cito a un amigo: " Siempre me va mejor con las feas y las viejas, son mucho más agradecidas..."
Felicitaciones por la nota (odio la palabra "post"), resultó original.

16 de abril de 2007, 11:48  


Anonymous Sir Lewis ha dicho...

Muy bueno, Sr. Lampwick.
Son autobiográficos sus textos?
Debo confesar que últimamente estoy pasando por períodos de ese tenor, aunque siempre termino volviendo a la civilización.

Cieguito, será con la ayuda de ese método que surgieron "Happiness is a warm gun" y "Lucy in the sky with diamonds", o fue alguna que otra sustancia ilegal?

21 de abril de 2007, 20:26  


Blogger Chester J. Lampwick ha dicho...

Son autobiográficos pero con un 73,8% de material ficticio.

Eso mismo es lo que le explico a mi mujer cuando me pregunta que quise decir con lo de: "las mujeres lindas dicen no a mis propuestas". El 82,5% de las veces no lo entiende.

Saludos!
Gracias por pasar.

21 de abril de 2007, 22:19  


Publicar un comentario

<< Página principal