Balconcitos urbanos 6º Entrega
  El ¿hombre? que venía del frío
  Canción urgente
  La plusvalía en el capuchino italiano y la forma c...
  Colección de colores
  Siguiendo la corriente. Hoy: Homenaje a Fontanarro...
  Colección de plazas
  Sr. Chester Lampwick
  Post número 54: Festejando las 50 entradas
  Lamentable interrupción


   Presentación
   Comodines
   97-Relatos-97
   Penas de Amor
   Inventando Religiones
   Eras como la flor (co-producción Baterflai / Fantoni / Lampwick)

Por Fecha
Por Autor
   Mr. Verloc
   Chester J. Lampwick
   Mona Lisa


   97 Relatos 97
   Absinthe
   Cúcala Mácara
   Damos pena
   Discusiones bizantinas
   Galaxia de camarones
   GordenBlog 2
   Instantes de
   Joven argentino
   Mantantirulirulá
   Mitakuye
   Nuevos Rumores Alarmantes
   Orsai
   Polenta con pajaritos
   Qué bueno estaría!
   La tómbola de la Alegría
   Tonta - mente
   Yo contra el mundo!


martes, 21 de agosto de 2007

   94/97 relatos


Gracias a los recientes aportes de Anai le, Uno de los ocho, Jazmin, Vill Gates, Claire y el continuo apoyo del señor Adulfo Pistarino (¿Y? ¿Cuándo discuto, Pistarino?) estamos a sólo 3 relatos de llegar a 97 y alcanzar el objetivo propuesto en el proyecto 97-relatos-97.

¡Tres relatos! ¡Y yo tuve que escribir sólo uno, no cuarenta como pensaba!

Si aun no mandaste el tuyo, apurate que se acaba.

Etiquetas:

PUBLICADO POR Sergei Pávlovich Solzhenitsin Karamazov | 15:31

9 comentarios:


Anonymous Anai Le ha dicho...

"¡Y yo tuve que escribir sólo uno, no cuanrenta como pensaba!"

Encima se jacta.

Vaya y escriba los tres que faltan, ¡gandul!

21 de agosto de 2007, 18:11  


Blogger Corvina ha dicho...

Ahhh... hubieran avisado, yo pensaba que ya habían dejado de rob... eh, que se había terminado la propuesta.

21 de agosto de 2007, 19:45  


Blogger Chester J. Lampwick ha dicho...

Le están hablando, Verloc.

22 de agosto de 2007, 9:33  


Blogger Pistarino Adulfo ha dicho...

Don Chester ya va a discutir, paciencia, paciencia, bueno yo se que en realidad la paciencia no es una virtud de los buenos discutidores bizantinos, pero calculo que su discusión será la semana próxima. Asi que no queda otra.
VAMOS que llegan a los 97 carajo!!!
Saludos Adulfo Pisatrino

22 de agosto de 2007, 13:59  


Blogger cieguito ha dicho...

tengo un cuento de 99 palabras y no me decido a cercenarlo. creo que deberé empezar uno nuevo y guardarme este para la convocatoria "99 relatos 99"

fuera de post: como siempre sus balconcitos son una invitación solapada a una birrita con manise

22 de agosto de 2007, 20:30  


Blogger DIEGO. ha dicho...

Hola, yo otra vez. Vine a dejarles un relato pa los 97. Aqui va:

¿Iutokintumi?
No creo que estemos hablando del mismo. He visto diferentes personas con igual nombre. Terribles confusiones me ha traído eso; conocer a varios Diego, distintos unos de otros, y diferentes todos a mí, que también me llamo así…

Mi entendimiento no termina de dar crédito a tal desarreglo: ¿que una persona lleve mi nombre, que otra lleve el suyo? ¿Cómo sabe usted que está hablando conmigo? ¿Cómo sabemos que alguien es el que dice ser?

Tengamos esto, al menos, como aliciente de aquellos reconocimientos que no llegan, o de esas culpas que nos dicen, son nuestras.

23 de agosto de 2007, 12:55  


Blogger PAY ha dicho...

bUENO ME DECIDI A COLABORAR PARA QUE COMPLETEN LOS 97 RELATOS, ACA LES BA EL MIO ES MUYYYYYYYY REBUSCADO PERO BUENO ES LO QUE HAY.-

97 Palabras
Se sentó frente a la pantalla, mate en mano, amargo como se toma mate, prendió un cigarrillo, tratando de escribir algo en 97 palabras, pensó en contar alguna historia fantástica, de esas con héroes y todo, o de muerte, la muerte siempre gusta pensó, y se dio cuenta de que por mas que lo intentara, no le salía nada que escribir, así que lo único que pudo atinar a hacer fue, de una manera mas o menos prolija, relatar los hechos que lo llevaron a no poder escribir un maldito relato en 97 palabras justas.-


AHI LES FUE QUE LO DISFRUTEN, Y SI NO LO SIENTO

23 de agosto de 2007, 19:23  


Anonymous Anai Le ha dicho...

Siete y treinta

Y allí están paradas en una esquina, ella y sus circunstancias, elevando la primera plegaria del día:
"Dios, por favorcito, que en los próximos treinta segundos pase una micro, que el semáforo cambie a rojo, que la micro traiga un espacio disponible aunque sea en la pisadera, que el chofer abra la puerta y yo pueda subir, que se vaya de un tirón hasta el centro porque si no no llegó ni cantando, y que cuando baje de la micro tenga la cartera, las pantys y la honra intacta.
Aunque esto último es conversable."

23 de agosto de 2007, 21:18  


Blogger Chester J. Lampwick ha dicho...

Gracias a todos. Lamento darme cuenta de que en lugar de 97 ya hay como 100. Vamos a ver como la arreglamos.

4 de septiembre de 2007, 23:57  


Publicar un comentario

<< Página principal