Chocolate
  Crónicas de un padre retromoderno (cap. II)
  Discutiendo por un sueño
  Especial regreso: Crónicas de un padre retromodern...
  Noticia de último momento
  Se avecinan reformas
  Noche de reyes
  Milonga del consorcio
  Farabute
  William Blake


   Presentación
   Comodines
   97-Relatos-97
   Penas de Amor
   Inventando Religiones
   Eras como la flor (co-producción Baterflai / Fantoni / Lampwick)

Por Fecha
Por Autor
   Mr. Verloc
   Chester J. Lampwick
   Mona Lisa


   97 Relatos 97
   Absinthe
   Cúcala Mácara
   Damos pena
   Discusiones bizantinas
   Galaxia de camarones
   GordenBlog 2
   Instantes de
   Joven argentino
   Mantantirulirulá
   Mitakuye
   Nuevos Rumores Alarmantes
   Orsai
   Polenta con pajaritos
   Qué bueno estaría!
   La tómbola de la Alegría
   Tonta - mente
   Yo contra el mundo!


sábado, 2 de febrero de 2008

   El pasado que vuelve

Cuando un ex-compañero de un ex-trabajo (por cierto, ahora que me acuerdo jamás me devolvió los ochenta pesos que le presté. Si estás leyendo esto: ojalá que sufras la peor de las muertes, no sé, que te corte en pedazos la hélice de un avión mientras le estás dando una paliza a Harrison Ford por ejemplo. Yo te presté los 80 pesos de buena leche para que arregles el auto y tus hijos no se congelen yendo al colegio caminando y vos ni siquiera amenazaste con devolvérmelos. Sabelo: por tu culpa me convertí en la persona egoísta y poco solidaria que soy hoy) me comentó que hacía once años -exactamente la edad de su hijo mayor- que no iba al cine, me resultó sorprendente, incluso, hasta un poco indignante. Era en una época en la que con mi mujer íbamos todos los lunes al cine y a comer, y en la que nos jurábamos que cuando tuviéramos hijos jamás sería a costa de postergar nuestra vida de pareja. ¡Ja! ¡Pobres ilusos! Hace tres años que no vamos al cine, justo justo la edad de mi hija mayor.

Intrigado por el funcionamiento del sitio sinlamula.com vi "Volver" de Almodóvar. El primer minuto es sencillamente una genialidad, una pequeña maravilla narrativa:




El resto de la película fluye entre altibajos. Este Almodóvar sigue estando lejos del de Tacones Lejanos. Pero lo que nunca falta, es una cantante de ésas que conmueven. En Tacones, Luz Casal, en La Flor de mi secreto, Chavela, en Mujeres al borde..., Lola Beltrán. En Volver, Estrella Morente. La versión que hace en la película del tango (mímica de Penélope Cruz mediante) no me convenció tanto, pero sí la voz. Y en el youtube encontré la respuesta a cualquiera que me pregunte qué música me gusta:




Al margen: si pongo volver en el google, aparece en primer término el canal Volver, luego la película de Almodóvar y recién después, el mudo. ¿No les parece una injusticia? ¿El que inventó la cosa no debería ir primero?

Etiquetas:

PUBLICADO POR Chester J. Lampwick | 10:46

2 comentarios:


Blogger Mr. Verloc ha dicho...

En el cementerio de Mijas (antigua residencia del señor Lampwick) las viejas siguen llendo todos los domingos a limpiar y pintar las lápidas. A ver si me acerco algún día y saco algunas fotos.

5 de febrero de 2008, 8:36  


Blogger Mantis ha dicho...

Mi blog esta viejo, caramba.

7 de febrero de 2008, 14:16  


Publicar un comentario

<< Página principal